Blog Jenn Health Group

Exfoliación de la piel: qué es, tipos, consejos y ¡receta casera extra!

A pesar de que nos esforcemos para tener la piel perfecta, en muchas ocasiones puede lucir apagada y reseca. El cuidado de nuestra piel es imprescindible, por lo que debemos de hidratarla correctamente y liberarla de todo tipo de impurezas.

Para que puedas lucir la mejor versión de tu piel, te contamos una de las mejores técnicas para cuidarla, ¡la exfoliación! Pero no solo eso, también te explicamos los diferentes tipos existentes y te contamos una serie de consejos para que puedas renovar de la manera más sencilla tu piel.

¡Ah! y para ayudarte más si cabe… ¡te mostramos la receta de un exfoliante casero!

¿Qué es la exfoliación?

La exfoliación es un proceso de renovación celular de la piel a partir del cual se logra eliminar las células muertas que se encuentran en la epidermis. Ciertamente, es un proceso natural, aunque si deseas unos resultados excepcionales y disfrutar de una piel tersa y radiante, lo ideal es realizar el proceso de manera artificial.

La exfoliación, en la práctica, cuenta con cientos de años de protagonismo en diversas culturas y es que a lo largo de toda la historia ha sido el principal tratamiento para el cuidado de la piel.

¿Qué tipos de exfoliación existen?

En el mundo de la cosmética, la exfoliación ha sufrido importantes avances dando paso a nuevos tratamientos exfoliantes. Sin embargo, todo se resume a dos tipos de exfoliación, por un lado, aquella realizada a través de un proceso mecánico y, por otro, mediante métodos químicos.

  • Exfoliación mecánica
    La exfoliación mecánica recoge todos aquellos exfoliantes aplicados de forma manual, ya sea por la misma persona o por un profesional, con el objetivo de eliminar las capas de piel muerta.

    Aunque existen una multitud de productos al alcance de cualquier persona, es necesario diferenciar entre exfoliantes mecánicos corporales y faciales. De este modo, los exfoliantes corporales más comunes son la piedra pómez para los pies y geles corporales que incluyen diferentes microfibras para desprender las células muertas a través de masajes.

    En cuanto a los exfoliantes faciales, podemos encontrar desde cremas y geles con “bolitas” hasta mascarillas especiales.

    En resumen, la exfoliación mecánica consiste en la eliminación de las células a partir de materiales abrasivos que, mediante masajes en la piel, liberarán a ésta de la piel no deseada.
     
  • Exfoliación química
    La exfoliación química, popularmente conocida como peeling químico, únicamente se debe aplicar por profesionales, por lo que si desea exfoliar su piel a través de un peeling o un método químico, debes acudir a una clínica de medicina estética.


Consiste en la aplicación de agentes químicos que actúan en las distintas capas de la epidermis para eliminar todo tipo de impurezas. Es un tratamiento ideal para eliminar manchas, estrías y finas arrugas por lo que podrás disfrutar de un perfecto rejuvenecimiento. Además, su aplicación es válida como tratamiento corporal y facial.

Si está buscando una clínica donde hacerte un peeling, en Jenn Health nos encanta mimar la piel de todos nuestros pacientes para que, además de rejuvenecerla, reciba todo el cariño necesario para brillar más que nunca.

¿Por qué es importante exfoliar la piel regularmente?

Nuestra piel necesita renovarse, cambiar su textura, necesita que la mimes de vez en cuando y la mejor solución es la exfoliaciónRealizando una exfoliación de manera frecuente conseguiremos eliminar esas células muertas que nos impiden lucir una piel, tanto corporal como facial, saludable. 

Razones por las que exfoliar tu piel

 Eliminación de células muertas produciéndose así una renovación de la misma.

 Te ofrece una piel brillante, luminosa, hidratada.

✔ Apertura de los poros para que tu piel respire mejor.

Una frecuente exfoliación, ya sea corporal o facial, actúa como un peeling natural en nuestra piel.

¿Cada cuánto debo exfoliar mi piel?

Una de las dudas más comunes que surge a muchos de nuestros pacientes es la frecuencia necesaria para exfoliar la piel.

De esta manera, lo ideal es que exfolies tu piel al menos 1 vez al mes para lucir una piel radiante y espectacular. Se trata de un tratamiento regular que no debe hacerse a diario, pero si lo haces mínimo una vez al mes, ¡conseguirás una piel más luminosa y podrás ver resultados visibles en tan solo unos días!

Por último, como lo prometido es deuda, te compartimos uno de los exfoliantes caseros más efectivos para que puedas poner en práctica desde ya mismo nuestros consejos.

Receta de exfoliante casero

Una de las ventajas que presenta la exfoliación es que puedes hacer tus propios exfoliantes caseros de la manera más sencilla.

Si deseas realizar tu propio exfoliante casero, te recomendamos que pruebes con la siguiente receta:

  • Azúcar moreno o café + aceite de oliva  

Con esta receta tan básica a la vez que eficaz, conseguirás que los grumos de azúcar o café arrastren las células muertas y que el aceite proporcione una correcta hidratación.

Como has podido observar, exfoliar tu piel no solo es importante, sino que también es muy sencillo así que… ¿a qué estás esperando para rejuvenecer tu piel? Si tienes cualquier consulta o necesitas ayuda de profesionales para lograr una piel perfecta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Cuidamos de tu piel, ¡cuidamos de ti!

en Medicina estética
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información