Blog Jenn Health Group

El estrés en la pérdida de peso

El estrés surge cuando enfrentamos una situación que demanda más recursos de los que tenemos disponibles.

El estrés es frecuente debido al ritmo de vida que llevamos hoy en día. Los desencadenantes van desde el factor económico, hasta el estrés laboral. Haciendo que esto nos afecte en la  efectividad de nuestro plan de pérdida de peso y en muchos de los casos a pérdida de peso inexplicable e indeseada.

Necesitamos comprender que el estrés afecta al cuerpo y que es un factor desencadenante del aumento de peso.

El estrés actúa de la siguiente manera en nuestro organismo, bajo situación de estrés la respuestas suprarrenales del cuerpo se activan, se conoce como respuesta de lucha o huida. El glucógeno en el hígado y el tejido muscular se activan para su uso como una fuente de energía rápida.

Un artículo publicado en 2005 por la universidad de Nuevo México refiere que, esta respuesta de estrés puede conducir a la pérdida de masa muscular, aumenta el almacenamiento de grasa y al impulso de comer en exceso.

Cuando estamos sometidos a estrés crónico liberamos cantidades de  cortisol no deseada, llamada también hormona del estrés. El cortisol es una hormona glucocorticoide (esteroide) secretada por la glándula suprarrenal en respuesta a la hormona llamada corticotropina (ACTH, por sus siglas en ingles), es una hormona segregada desde la hipófisis del cerebro.

El aumento en la liberación de esta hormona dificulta la pérdida de peso, ya que niveles altos de cortisol ataca la masa muscular, provocando enlentecimiento del metabolismo. Por igual provoca también el almacenamiento de grasa, en su mayoría en la zona abdominal, parte baja de la espalda, y caderas en mujeres como reserva de energía.  El aumento de cortisol también puede aumentar en caso de excesiva actividad física o mala alimentación.

Los antojos de alimentos y comer en exceso tiene una base objetiva detrás del efecto estrés. Experimentar situaciones de estrés hace que el cuerpo sufra una serie de cambios hormonales, incluyendo liberación de adrenalina y cortisol. En cuanto esta situación de tensión finaliza, la liberación de cortisol resulta en un aumento del apetito, estas situaciones de estrés, estos antojos pueden llevarnos a un aumento de peso no deseado.

Formas de liberarnos del estrés

  • Identificando los factores que nos llevan a dicha situación, de esta manera será más fácil superarlas.
  • Meditación diaria y técnica de respiración profunda, nos ayuda a estar más tranquilos.
  • Realizar actividad física o ejercicio, ayuda a disminuir el riego de caer en tensión y mejora el sueño, el cual es un factor clave en la liberación indeseada de cortisol y aumento de peso.

 

Regístrate e infórmate en eatfithit.com y te decimos cómo podemos ayudarte a enfrentar situaciones de estrés y lograr tus objetivos obteniendo tu cuerpo deseado.

                                                                  ´´Tu cuerpo nuestro trabajo, tu salud nuestra pasión´´.

en Psicología
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información