Blog Jenn Health Group

Descubre Elipse, el nuevo balón intragástrico sin endoscopia

Consigue perder peso mediante el nuevo balón intragástrico ingerible que no requiere ni cirugía, ni endoscopia, ni tan siquiera anestesia. ¡Descubre el nuevo tratamiento disponible en las clínicas Jenn Health!

Elipse es la última novedad para combatir la pérdida de peso. Un gran avance médico estético que ha llegado a las clínicas de Jenn Health para ayudarte a superar tus problemas de salud. En este post, te mostramos el nuevo balón intragástrico y sus grandes beneficios.

¿Qué es un balón intragástrico y para qué sirve?

Los balones gástricos son uno de los tratamientos más efectivos para combatir el sobrepeso y la obesidad. Mediante su introducción en la cavidad gástrica del paciente, como verás a continuación, se reduce enormemente el apetito debido a la sensación de saciedad consiguiendo así una pérdida de peso.

Esto supone un gran alivio en aquellos pacientes que lo han probado absolutamente todo para perder peso o que han perdido toda su fuerza de voluntad. También, mediante un balón intragástrico, se logra reducir la presión arterial, los niveles de colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades coronarias.

Además, es una forma de controlar la diabetes y de olvidarse de los dolores musculares.

¿Cómo funciona el nuevo balón intragástrico?

A diferencia del balón gástrico, o intragástrico, tradicional, con Elipse no se requiere la colocación del balón mediante un tratamiento endoscópico.

Hasta la existencia de Elipse, los balones intragástricos se introducían por la boca del paciente mediante endoscopia y, para ello, era necesaria la sedación del paciente. Junto a esto, pasado el tiempo de tratamiento se debía retirar de la misma manera, es decir, con una segunda endoscopia.

Todo este proceso se ha acabado con el nuevo tratamiento, pues como verás a continuación, el paciente puede ingerir el balón gástrico como si de una simple pastilla se tratase.

¿Qué requisitos debe cumplir un paciente para este tratamiento?

Como en todos los tratamientos que realizamos en nuestras clínicas, en primer lugar, se comienza con un estudio y evaluación de cada paciente. En este caso, con Elipse nos aseguraremos de que el paciente no cuente con:

  • Afecciones gástricas como úlceras, gastritis, etc… ya sean previas al paso del cliente por la clínica o actuales.
  • Posibles alteraciones analíticas.

Es decir, es necesario hacer un estudio clínico en detalle del historial del paciente. Destacar que el paciente deberá ser mayor de edad.

¿Cómo se coloca el balón intragástrico Elipse?

Este nuevo tratamiento supone grandes ventajas al paciente y es que únicamente tiene que ingerir una pequeña cápsula unida a un catéter. Esto último, como ya hemos comentado, supone un gran adelanto debido a que:

  • No necesita anestesia
  • No se precisa el paso por quirófano
  • No requiere endoscopia
  • La colocación tan solo se realiza en 15-20 minutos

De esta forma, una vez el paciente ingiera la cápsula y se haya colocado correctamente en la cavidad gástrica, se rellenará con 550 mililitros de suero y se extraerá el catéter.

Una vez finalizado el tratamiento, con el balón intragástrico Elipse no será necesario realizar una extracción. Esto es debido a que pasados los 4 meses de duración del tratamiento, el propio balón se diluirá y será expulsado mediante excreción.

Como puedes observar, es un método muy poco invasivo y que reduce enormemente la incomodidad que producía en el paciente la realización de endoscopias.

Para finalizar, te dejamos un vídeo en el que puedes observar el funcionamiento de Elipse, el nuevo balón intragástrico disponible en todas nuestras clínicas.

Si tienes cualquier duda sobre el tratamiento o deseas solicitas más información al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.


Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información